Trucos para que los peques de la casa se pongan la mascarilla

Trucos para que los peques de la casa se pongan la mascarilla

La mascarilla ya es parte de nuestro vestuario, y si alguien a quien le cueste llevarla son los niños. No hay duda de que ellos han sido de los más perjudicados del confinamiento y ahora, han visto cómo su vida cambia sin que puedan hacer nada por evitarlo. 

A partir de los tres años ya es necesario que todos se pongan la mascarilla, aunque obligatorio a partir de los cinco. 

A pesar de que los más peques han demostrado ser resilientes en esta pandemia que estamos viviendo, aún se resisten a llevar la mascarilla. Saben que hay que lavarse las manos siempre que se pueda, estornudar con el codo y quitarse los zapatos al entrar en casa. Pero la mascarilla, se resiste, y para qué negarlo, ¡es que agobia! Si para los adultos ya es molesta y necesitamos un respiro, ¡cuánto más para ellos! ¿Qué podemos hacer?

Trucos para que se pongan la mascarilla

Es normal que siendo tan pequeños se nieguen a algo tan molesto. No obstante, que no cunda el pánico, pues con un poco de paciencia, buenas palabras y estos consejos puedes lograrlo.

  • Dales una razón de peso. Piensa que los más peques de la casa no entienden la seriedad de la situación. Debes explicarles por qué es importante para su salud y para la de quienes le rodean. Háblales sobre cualidades como el respeto, la responsabilidad y la empatía. Si tienen familiares a los que quieren, explícales que al ponerse la mascarilla los ayudan a que ellos estén bien.
  • Diles que son unos superhéroes. Hay muchos superhéroes que llevan mascarilla, como Spiderman o Batman. Hacerles ver que si ellos se la ponen pueden ser como sus personajes favoritos quizá los motive a hacerlo. 
  • Hazlas divertidas. Elige una tela divertida que les guste, llena de colores y dibujos y confecciónale tú mismo una. Es sencillo y económico. Eso sí, recuerda que solo será una especie de funda que debe llevar sobre una quirúrgica ya que la tela no tiene efectividad contra el virus. 
  • Dale preceptos claros. Por muy peques que sean, los niños tienen que saber cuándo y dónde deben usar la mascarilla. Así irán haciendo crecer su sentido de la responsabilidad y sabrán cuándo y dónde poder tener un respiro de ella. Aunque esto último, con la obligatoriedad del uso de la mascarilla, cada vez se torna más complicado. 
  • Da el ejemplo. Hay un conocido dicho que viene muy bien al caso: las palabras mueven pero el ejemplo arrastra. Si quieres que ellos lo hagan, hazlo tú. Es así de simple. 

Seguro que con estos truquillos consigues que tu hijo se ponga la mascarilla. Recuerda que siempre debes hacerte de mascarillas homologadas y quirúrgicas que son las recomendadas por el gobierno y las que pueden frenar la propagación del virus. 

En nuestra tienda online puedes conseguir de todas las talla, incluidas las de los más peques de la casa. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *