Las grandes diferencias de los desinfectantes y antisépticos, ¿Son iguales?

Las grandes diferencias de los desinfectantes y antisépticos, ¿Son iguales?

Existen aún muchas dudas sobre los cuidados que debemos tener para protegernos del coronavirus. ¿Cuántas veces tenemos que lavarnos las manos? ¿Qué productos debemos usar? ¿Es lo mismo un desinfectante que un antiséptico? ¿La mascarilla es siempre obligatoria? 

La higiene de las manos es, quizá, lo que más preocupa a toda la población, especialmente después de todas las recomendaciones por parte de los sanitarios y de la costumbre de solo usar jabón y agua.

Es por eso por lo que, a continuación, vamos a conocer las grandes diferencias de los desinfectantes y antisépticos. ¿Son iguales? ¿Se usan para lo mismo?

Desinfectantes

Los desinfectantes son sustancias que se usan principalmente en objetos inertes, es decir, no vivos. Desde el material de un quirófano hasta los suelos. La mayoría de desinfectantes contienen componentes químicos que ayudan a destruir gérmenes, virus o bacterias.

Un producto desinfectante elimina de raíz el crecimiento de microorganismos y los reduce a un nivel que no son capaces de dañar la salud ni la calidad de los bienes perecederos al sufrir una alteración de su estructura.

Los desinfectantes incluyen componentes químicos que pueden resultar perjudiciales para la salud si no se toman las medidas necesarias. Para manipularlos lo mejor es usar mascarillas desechables que te ayuden a proteger el rostro y guantes para evitar posibles quemaduras. También es recomendable usar gafas de protección.

Antisépticos

Al contrario que los desinfectantes, los antisépticos son productos químicos de uso tópico, es decir, que se pueden aplicar sobre tejidos vivos, como la piel, o mucosas, sin causar lesiones. La finalidad de los antisépticos es la de desinfectar y eliminar los microorganismos que pueden causar enfermedades como, por ejemplo, el COVID-19. Se suele usar como preventivo de infecciones.

Los antisépticos no cuentan con una actividad selectiva, es decir, que eliminan de raíz todo tipo de gérmenes y bacterias. Aún así, existen hoy en día diferentes tipos de antisépticos con propiedades de acción diferenciados, lo que quiere decir que algunos de estos productos tendrán más o menos efectividad frente a la erradicación del virus.

Entre los antisépticos más comunes encontramos el agua oxigenada, el alcohol o el yodo, que sirven para la limpieza de heridas de forma superficial.

Hoy en día el antiséptico más vendido es el gel antiséptico de manos ya que ayuda a desinfectar las manos en cualquier momento, un gesto imprescindible si queremos frenar el contagio del coronavirus.

¿Cómo se usan los antisépticos?

Si lo usamos para curar heridas, lo primero será lavarla bien con agua y jabón para eliminar cualquier resto de materia orgánica. Acto seguido, se aplicará el antiséptico recomendado para cada tipo de herida. Es importante no mezclar varios tipos de antiséptico. Lo mejor es siempre usar el mismo antiséptico para una herida concreta.

En el caso del gel antiséptico de manos, tan solo hay que ponerlo en las manos y frotar sin necesidad de aclarar para estar más seguros. Úsalo siempre antes de entrar en un establecimiento y después de salir de él para una seguridad máxima.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *